EN ESTA LISTA

El dilema de la gestión activa

La valuación de la baja volatilidad

S&P 500® 2018: Ventas globales

S&P MidCap 400®: Desempeño superior y posibles usos

Construyendo mejores benchmarks internacionales para empresas small cap

El dilema de la gestión activa

Contributor Image
Anu R. Ganti

Senior Director, Index Investment Strategy

Contributor Image
Fei Mei Chan

Director, Core Product Management

Contributor Image
Tim Edwards

Managing Director and Global Head of Index Investment Strategy

Contributor Image
Craig Lazzara

Managing Director, Core Product Management

RESUMEN

Por lo general, se asocia la volatilidad del mercado por debajo de la media con rendimientos sobre el promedio. Así que, si se diera a elegir entre alta y baja volatilidad, la mayoría de los inversionistas preferiría esta última.

• Sin embargo, para los administradores activos esta elección es menos obvia: una volatilidad del mercado más baja se asocia con una menor correlación y dispersión, ambas variables que hacen más difícil justificar la gestión activa.

• Generalmente, las carteras activas son más volátiles que sus benchmarks (qué tanto más volátiles depende en parte de las correlaciones). Los administradores activos pagan un costo implícito asociado a la concentración, que aumenta cuando las correlaciones disminuyen.

• Una baja dispersión dificulta la creación de valor agregado a los administradores activos y reduce el rendimiento acumulado de aquellos que logran crearlo.

• Estas perspectivas resaltan el conflicto entre los objetivos de generación de rendimientos absolutos y relativos.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

La valuación de la baja volatilidad

Contributor Image
Fei Mei Chan

Director, Core Product Management

Contributor Image
Craig Lazzara

Managing Director, Core Product Management

RESUMEN

• Las estrategias de baja volatilidad, como su nombre sugiere, generalmente tienen buen rendimiento cuando los mercados caen. Desafiando la teoría de valoración de activos financieros tradicional, han superado, de manera anómala, a sus benchmarks a lo largo del tiempo a pesar de exhibir un menor riesgo.

• Debido a su popularidad en los últimos años, algunos críticos han afirmado que las acciones con baja volatilidad están sobrecompradas y sobrevaloradas.

• Nuestro objetivo es cuantificar la valuación actual de la baja volatilidad. Asimismo, nos preguntamos si es posible identificar los ambientes de valuación en que las estrategias de baja volatilidad permitan sacarle el mayor provecho al dinero invertido.

• La valuación relativa del S&P 500® Low Volatility Index se ha vuelto gradualmente más elevada desde el año 2000. Al cierre de 2019, el índice de baja volatilidad tenía una valuación ligeramente más baja que su índice principal, el S&P 500. Sin embargo, como indicador principal del rendimiento relativo de las estrategias de baja volatilidad, el factor valor nunca ha sido particularmente valioso.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

S&P 500® 2018: Ventas globales

Contributor Image
Howard Silverblatt

Senior Index Analyst, Product Management

RESUMEN DEL AÑO

• En 2018, las ventas del S&P 500 en otros países disminuyeron en comparación con años anteriores: la tasa general de 2018 fue de 42.90%, frente a 43.62% en 2017 y 43.16% en 2016. La mayor tasa reciente fue en 2014 (47.82%), mientras que la menor fue en 2003 (41.84%). Las ventas del S&P 500 en el extranjero representan productos y servicios producidos y vendidos fuera de EE. UU.

• Las ventas cayeron levemente en Asia, aunque esta se mantuvo como la región con más ventas (al usar una precisión de seis dígitos) y representó 8.24% del total del S&P 500, cifra menor a 2017 (8.26%) y 2016 (8.46%), pero mayor a 2015 (6.77%) y 2014 (7.80%).

• Las ventas en Europa subieron por quinto año consecutivo y fueron inferiores a Asia solamente por un punto, alcanzando 8.24% del total de ventas en 2018, cifra superior a los porcentajes de 8.14% en 2017, 8.13% en 2016, 7.79% en 2015 y 7.46% en 2014. El Reino Unido (que es parte de las ventas de Europa) aumentó a 1.49% en 2018 después de registrar 1.12% en 2017 y 1.10% en 2016.

• Las ventas en Japón volvieron a disminuir en 2018 y quedaron en 1.14%, cifra inferior a los valores de 1.51% en 2017 y 1.52% en 2016. En África, las ventas cayeron de 3.90% en 2017 y 3.97% en 2016 a 3.82%. Las ventas en Canadá disminuyeron a 1.98% versus 2.16% y 2.67% en 2017 y 2016, respectivamente.

• Tecnologías de la Información se mantuvo como el sector con mayor exposición en el extranjero: aumentó de 56.85% en 2017 y 57.15% en 2016 a 58.19% en 2018. El sector de Energía, que lideró los sectores en 2016 con 58.88% de las ventas, cayó a 51.28% en 2018 frente a 54.06% en 2017.

• Los archivos pro forma del sector de Servicios de Comunicaciones mostraron que 44.74% de las ventas provinieron de fuera de EE. UU.

• Dado el debate actual y las medidas legislativas sobre ventas, tarifas y puestos de trabajo, el nivel divulgación de datos específicos por parte de las empresas continúa siendo decepcionante.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

S&P MidCap 400®: Desempeño superior y posibles usos

Contributor Image
Hamish Preston

Director, U.S. Equity Indices

Contributor Image
Louis Bellucci

Senior Director, Index Governance

Contributor Image
Aye Soe

Managing Director, Global Head of Core and Multi-Asset Product Management

RESUMEN

Las acciones de capitalización media (o mid cap) han sido a menudo ignoradas en favor de otros tamaños de capitalización, tanto en la práctica como en la literatura académica sobre inversiones. No obstante, esta categoría ha superado históricamente a sus pares de capitalización alta y baja: desde diciembre de 1994, el S&P MidCap 400 ha presentado un desempeño superior al S&P 500® y al S&P SmallCap 600® en un promedio anual de 2.03% y 0.92%, respectivamente.Para entender mejor el rendimiento superior histórico de estas acciones, así como sus posibles usos en una cartera de inversiones, el presente artículo:

• Resume la metodología de S&P Dow Jones Indices para definir el universo de capitalización media de Estados Unidos;

• Define la llamada “prima de capitalización media” y la analiza desde una perspectiva factorial y sectorial;

• Demuestra que, históricamente, los administradores activos han presentado resultados inferiores al S&P MidCap 400;

• Destaca cómo pueden incorporarse acciones mid cap a una cartera

INTRODUCCIÓN

Los índices de renta variable de EE. UU. miden el desempeño de los segmentos de ese mercado desde hace muchos años. El Dow Jones Transportation AverageTM, que fue el primer índice y precursor del Dow Jones Industrial Average® , se creó en 1884. El primer índice de acciones de EE. UU. ponderado por capitalización de mercado se calculó por primera vez en 1923 y evolucionó hasta convertirse en uno de los índices de referencia más ampliamente seguidos en la actualidad: el S&P 500. Más recientemente, luego de que la literatura académica demostrara la existencia de un factor de tamaño, los proveedores de índices desarrollaron benchmarks para seguir el desempeño de compañías de menor capitalización. Entre ellos se encuentran el S&P MidCap 400 y el S&P SmallCap 600, lanzados en junio de 1991 y octubre de 1994, respectivamente.

A pesar de su rendimiento histórico superior, las acciones mid cap parecen tener una asignación más baja que las acciones de baja capitalización. La muestra el porcentaje de activos invertidos en acciones “core” de EE. UU. a fines de 2018, en los tres segmentos de capitalización, por parte de fondos institucionales y minoristas domiciliados en ese país. Con base en la capitalización de mercado general, se esperaría que los fondos asignaran el doble a acciones mid cap en comparación con valores small cap. En cambio, la asignación total a acciones core de capitalización baja o media es aproximadamente la misma: los inversionistas parecen tener una preferencia por las acciones small cap por sobre las mid cap en sus inversiones principales. Los datos muestran que esta preferencia es particularmente evidente en los fondo de gestión activa.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

Construyendo mejores benchmarks internacionales para empresas small cap

Contributor Image
Phillip Brzenk

Head of Multi-Asset Indices

INTRODUCCIÓN

Desde la documentación de la prima de riesgo por tamaño,a los participantes del mercado han considerado las acciones de baja capitalización (small cap) como una clase de activos en sí misma y han comenzado a mantener una asignación independiente dedicada a ellas, separada de las acciones de alta capitalización. En los últimos años, diversos estudios han demostrado que la calidad es el mayor impulsor de los rendimientos en el segmento de baja capitalización.

Una investigación de Cliff Asness constató que la variabilidad del efecto de tamaño se debe principalmente al desempeño volátil de las compañías small cap con baja puntuación de calidad (acciones basura o junk). Cuando se controlan estas acciones, la prima de riesgo por tamaño se vuelve más sólida por naturaleza y se encuentra en diversas industrias y períodos, así como en 23 mercados diferentes.

Con base en la evidencia encontrada en “A Tale of Two Benchmarks: Five Years Later” y la efectividad en diversas regiones observada en el estudio de Asness, investigamos si el factor de calidad ha obtenido una prima similar en benchmarks internacionales del segmento small cap. Probamos diferentes métricas de rentabilidad y observamos que en los universos internacionales de baja capitalización, las empresas que incorporaron las utilidades positivas o mayores tasas de rentabilidad como requisito de inclusión tuvieron un desempeño superior a las carteras sin dichos requisitos. Los resultados fueron consistentes, independientemente de los parámetros de rentabilidad utilizados y de las regiones analizadas.

A fin de capturar las primas por ganancias observadas en los resultados del análisis de los parámetros de rentabilidad, se lanzó la serie de índices S&P Global SmallCap Select a fines de 2018. Esta serie busca medir el desempeño de compañías de baja capitalización que presentan resultados positivos y que en su mayoría forman parte del universo de selección del S&P Global BMI. Los índices de esta serie representan diversas regiones, incluyendo mercados globales (con y sin EE. UU.), mercados desarrollados sin EE. UU. y mercados emergentes. Adicionalmente, este conjunto de índices proporciona diversos beneficios cruciales en comparación con los benchmarks tradicionales del segmento de baja capitalización, incluyendo mejores rendimientos ajustados al riesgo , un bajo tracking error y una mayor liquidez. Además, observamos que, en comparación con los benchmarks small cap tradicionales, la serie eleva el nivel de exigencia para los administradores activos 

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

Procesando ...