EN ESTA LISTA

La resistencia de la renta variable de EE. UU.

Las acciones de América Latina cierran 2021 en rojo por segundo año consecutivo, impulsadas por la debilidad en Brasil

S&P 500 Twitter Sentiment Indices: Características de desempeño

Hablemos de supervivencia – Scorecard SPIVA para América Latina

Por qué la COP nos importa a todos

La resistencia de la renta variable de EE. UU.

Contributor Image
Fei Wang

Senior Analyst, U.S. Equity Indices

Este artículo fue originalmente publicado en el blog de Indexology® el 9 de febrero de 2022.

El inicio de 2022 ha sido complicado, con reducciones en muchos segmentos de los mercados de valores. Las acciones han mostrado desempeños disímiles en medio de varios anuncios de ganancias, un complejo energético en alza, riesgos geopolíticos y expectativas de subidas de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos. Aunque sin la misma magnitud, los últimos rendimientos han recordado a los de marzo de 2020. De hecho, la diferencia mensual de 29% entre los sectores del S&P 500® con mejor y peor rendimiento en enero de 2022 fue la más alta desde marzo de 2020. Es posible que algunos participantes del mercado contemplen la posibilidad de realizar cambios en su cartera en respuesta a las recientes caídas, mientras otros deseen considerar el poder potencial de no hacer nada.

La figura 1 muestra que el desempeño del S&P 500, del S&P MidCap 400® y del S&P SmallCap 600®, así como de sus versiones de ponderación equitativa, sectoriales y de estilo, fue rotundamente positivo durante el periodo de tres años que finalizó el 31 de diciembre de 2021. Aunque los últimos tres años mostraron las tendencias de cambio de sentimiento, desde el desplome del mercado debido a la pandemia del COVID-19, las turbulencias en torno a las elecciones presidenciales de 2020 en EE. UU. y la respuesta muy vigilada de la Reserva Federal de EE. UU. al aumento de la inflación, el S&P 500 obtuvo un rendimiento total de 100%. El sector de Tecnología de la Información lideró el camino con un rendimiento total de 190% y todos los índices, excepto dos, terminaron con rendimientos positivos.

Figura 1: Rendimientos acumulados de tres años

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

Las acciones de América Latina cierran 2021 en rojo por segundo año consecutivo, impulsadas por la debilidad en Brasil

Contributor Image
Silvia Kitchener

Director, Global Equity Indices, Latin America

Este artículo fue originalmente publicado en el blog de Indexology® el 19 de enero de 2022.

El año 2021 comenzó con un tono esperanzador, pues las vacunas contra el COVID-19 venían a salvar el mundo. Sin embargo, al igual que en muchas otras partes del mundo, los países latinoamericanos tuvieron dificultades para controlar el impacto de la pandemia en sus economías y sociedades. Asimismo, la incertidumbre política y la agitación social en varios países contribuyeron a un año decepcionante.

Mientras que la mayoría de los mercados globales experimentaron un buen rendimiento en 2021, el S&P Latin America BMI terminó el año con un descenso de 12%, con rendimientos negativos en tres de los cuatro trimestres. Sin embargo, es interesante observar que América Latina, con excepción de Brasil, tuvo un resultado diferente, ya que el S&P MILA Pacific Alliance Composite subió 6.7% en el año (ver figura 1).

Desempeño Trimestral de Regiones Globales en 2021

Si bien los índices principales de Argentina, Chile, Colombia y Perú cerraron el año 2021 en territorio positivo en moneda local, México fue el que más se destacó entre los países latinoamericanos, ya que el S&P/BMV IRT aumentó 24.4% YTD (ver figura 2). La historia fue diferente en términos de dólares estadounidenses, ya que todos los mercados, excepto Argentina y México, cerraron el año en rojo debido a la depreciación de la moneda local frente al dólar.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

S&P 500 Twitter Sentiment Indices: Características de desempeño

Contributor Image
Lalit Ponnala

Director, Global Research & Design

Este artículo fue originalmente publicado en el blog de Indexology® el 10 de enero de 2022.

En un artículo anterior, presentamos el S&P 500® Twitter Sentiment Index y el S&P 500 Twitter Sentiment Select Equal Weight (EW) Index, destacando sus objetivos y construcción.

En el núcleo de estos índices se encuentra una puntuación de sentimiento que captura la dirección y magnitud del sentimiento asociado a una empresa determinada. S&P DJI obtiene estas puntuaciones de sentimiento diariamente a través del análisis de un corpus relevante de tuits que contienen $cashtags para cada empresa.

Diferencial persistente entre quintiles

Al utilizar los quintiles equiponderados creados a partir de los componentes del S&P 500, clasificados por las puntuaciones de sentimiento acumuladas cada mes, observamos una caída gradual en el desempeño en todos los quintiles (ver figura 1). También observamos que el diferencial entre los quintiles 1 y 5 fue bastante persistente y estable a lo largo del tiempo (ver figura 2). En general, el diferencial también fue sólido para la elección de parámetros utilizados para calcular la puntuación de sentimiento, lo que demuestra que el sentimiento basado en tuits satisface de forma parcial los criterios para ser considerado un factor sistemático viable.

Figura 1: Desempeño de quintiles equiponderados con base en la puntuación de sentimiento

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

Hablemos de supervivencia – Scorecard SPIVA para América Latina

Contributor Image
María Sánchez

Director, ESG Index Product Strategy, Latin America

Este artículo fue originalmente publicado en el blog de Indexology® el 16 de noviembre de 2021.

Como dice el dicho, “lo que no te mata te hace más fuerte”, pero ¿podría esa fuerza traducirse en una mayor posibilidad de supervivencia? Tal vez, sobre todo si todos los riesgos futuros fueran iguales o suficientemente similares al que se sobrevivió (suponiendo, por supuesto, que se aprendiera de esa primera experiencia).

La supervivencia de los fondos de inversión podría seguir la misma premisa. Por desgracia, cada día es diferente; las circunstancias económicas, políticas y de salud pública cambian constantemente, lo que hace que cada observación del mercado sea un acontecimiento independiente.

El Scorecard SPIVA® para América Latina compara el rendimiento de fondos de gestión activa en Brasil, Chile y México frente a sus índices de referencia o benchmarks en períodos de uno, tres, cinco y diez años.

En el scorecard del primer semestre de 2021, observamos la supervivencia de los fondos desde diciembre de 2014 hasta junio de 2021 (14 informes semestrales) en todas las categorías y horizontes cubiertos por el informe. En el caso del periodo de diez años, los datos solo están disponibles desde diciembre de 2018 hasta junio de 2021 (seis informes semestrales).

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

Por qué la COP nos importa a todos

Contributor Image
Jaspreet Duhra

Managing Director, Global Head of ESG Indices

Este artículo fue originalmente publicado en el blog de Indexology® el 4 de noviembre de 2021.

1.5°C, cero emisiones netas, COP, Glasgow, París, compensaciones de carbono, activos obsoletos…

O… como diría Greta, “blablablá”.

Con tanta información, es fácil no prestar atención al ruido en torno al cambio climático.

Desde las olas de calor en California, hasta las protestas climáticas en Londres y las inundaciones en Bangladés, el cambio climático está afectando a todo el mundo.

Durante 25 años, la ONU ha reunido a casi todas las naciones del planeta en cumbres sobre el cambio climático, que son conocidas como “COPs” (Conferencia de las Partes). Este año es la 26a cumbre anual, que recibe el nombre de COP26. Se realizará en Glasgow, con el Reino Unido como anfitrión y presidente.

La COP26 reunirá delegados de hasta 197 países para que detallen cómo lograrán los objetivos del Acuerdo de París para limitar el calentamiento global por debajo de los 2°C y proseguir los esfuerzos para limitarlo a 1.5°C. Esto requiere alcanzar las cero emisiones netas o net zero en 2050, lo que significa que las emisiones producidas por la humanidad estarían en equilibrio con las absorciones de GEI.

Comprometerse con los objetivos de reducción de emisiones net zero de aquí a 2050 se puede ver como un objetivo relativamente fácil de aceptar, considerando que todavía faltan casi 30 años, pero no lo es. Los objetivos a largo plazo requieren metas a corto plazo. Una de las peticiones principales de la COP de este año es que los países propongan objetivos ambiciosos de reducción de las emisiones para 2030.

Frenar las emisiones en los próximos 10 años inevitablemente significa que habrá impactos generalizados en todos nosotros antes y casi ningún aspecto de nuestras vidas quedará sin tocar (la forma en que viajamos, vivimos, comemos).

pdf-icon PD F Descargar artículo completo